jueves, 17 de agosto de 2017

EL CABALLERO QUE NO QUERÍA LUCHAR



Hola amigos, hoy os dejo un simpático cuento, "El caballero que no quería luchar" de la editorial MAEVA-YOUNG, de Helen y Thomas Docherty.  Con unas preciosas ilustraciones y un divertido texto en rima que nos enseña como es más apasionante leer que jugar a luchar. Este caballero valiente convencerá a grifos, troles, y dragones de que es mejor leer una buena historia que luchar e imponer tu fuerza sobre otros. La lectura une, tranquiliza, transporta a otros maravillosos lugares y te invita a soñar, a ser feliz. 
Este verano lee con tus hijos este bonito cuento, os gustara .

miércoles, 16 de agosto de 2017

¿CÓMO LLENAR EL TIEMPO DE VACACIONES DE NUESTROS HIJOS?


Las vacaciones de verano llegaron, con ellas, muchos padres tienen que hacer un verdadero rompecabezas para gestionar el tiempo de sus hijos. Una de las mayores preocupaciones como padres es evitar que nuestros hijos caigan en la comodidad de ver pasar el tiempo tumbados ante pantallas o sin hacer nada.
Después de un curso en el que la mayoría de las horas están prácticamente ocupadas entre clases, deberes, deportes, extra escolares y demás actividades, es normal que quieran descansar. El verano es ideal para desconectar, relajarse y disfrutar de actividades nuevas. Seguir leyendo en el siguiente enlace.

¡FELICES VACACIONES A TODOS!

lunes, 14 de agosto de 2017

DEBERES DE VERANO, LA ETERNA CUESTIÓN

Llega el verano y con él las vacaciones, los colegios cierran sus aulas y aparece el debate de siempre, año tras año. ¿Tienen que hacer deberes los niños en verano?
Los defensores del sí, argumentan que son muchos días de vacaciones, de ocio y tiempo libre y por lo tanto los niños necesitan repasar para no olvidar lo aprendido, ni el hábito de trabajo.
Por otro lado tenemos a los defensores del no, según ellos los niños necesitan descansar y divertirse, ¡ya han trabajado bastante durante el curso!
¿Ustedes que piensan?, el debate está servido.
En mi opinión, es cierto que son muchos días de vacaciones pero se pasan volando. Y si no recuerden sus veranos cuando eran niños.
Tenemos las familias que no pueden hacerse cargo de los hijos por su trabajo y delegan en abuelos, cuidadoras o en campamentos de verano y se encuentran ante el dilema de cómo llenar tantas horas para que no estén pegados todo el día a las pantallas o en las piscinas. Sigue en el siguiente enlace.