jueves, 3 de abril de 2014

Como empezar el día con alegría


Como despertar a tus hijos por las mañanas 


Pocas son las personas que se despiertan como un resorte cuando suena el despertador , sin sueño, ni cansancio y encima con alegría.
No se porque pero a mis hijos los días de colegio siempre hay que despertarlos y los días de fiesta no.
 ¿Os ocurre lo mismo?

Os voy a dar 12 consejos o reglas que os  facilitarán las mañanas.

  1. Deja todo organizado por la noche, responsabiliza a tu hijo por pequeño que sea de sus cosas del día siguiente, uniforme o ropa preparada, mochila en la entrada, zapatos, abrigo...e incluso los desayunos a medio hacer. "No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy".
  2. Haz que tus hijos se acuesten temprano para que duerman más y estén más descansados.
  3. Dedícate tiempo para ti antes de despertarlos desayuna, arréglate, así estarás más relajado y tranquilo sabiendo que te da tiempo de salir perfecto. Eso te ayudará a estar más alegre y afrontar con optimismo el levantar de tus hijos.
  4. Organiza una rutina matutina. Despertar, ir al baño, desayunar, hacer camas, vestirse... cada uno organizar las tareas como más os interese pero es importante que todos los días sean en el mismo orden, eso le da al niño unas pautas a seguir, le facilita las cosas y le da seguridad. Recuerda que en la etapa infantil las rutinas son muy importantes.
  5. Despertarlos con música.  Actitud positiva y alegre. La música siempre alegra e invita a moverse especialmente a los más pequeños, crea un ambiente matinal relajado y agradable. Os dejo unos vídeos con unas canciones de "Buenos  días" podéis ponérselas en el ordenador o tablet o aprenderlas y cantarlas, mientras abres las persianas. A parte de despertarlos les enseña a ser educados y decir "buenos días" a los demás, repítelo las veces que haga falta.
  6. Es un error acostumbrarlos a 10 minutos más de sueño en la cama desde pequeños hay que trabajar la fortaleza en pequeños sacrificios como este. No por dormir 10 minutos más van ha tener menos sueño o se van a levantar más rápido. Tampoco los vamos a despertar  a toque de corneta como en el cuartel, por que ya están sobresaltados para todo el día.
  7. Besos mimos y  abrazos mientras los incorporas y se levantan de la cama, pero con un tiempo prudencial y consiguiendo nuestro propósito, que se levanten.
  8. El desayuno y el vestirse  tienen un tiempo, incentiva que lo cumplan podéis hacer caminitos con "happy faces"(caras felices), haber quien consigue más, el que lo consiga puede ser el que salga primero por la puerta o el que  llame al ascensor o recibe un aplauso, también puede ser un incentivo ver 5 minutos de dibujos pero sólo si se han dado prisa y está todo hecho, listos para salir de casa.
  9. Calcula el tiempo necesario tú mejor que nadie conoces a tu familia y sabes el tiempo que necesitan para hacerlo todo, es mejor que te sobre tiempo que no te falte. Las prisas no son buenas amigas de la educación, cuando tenemos prisa nos ponemos nerviosos, nos estresamos, gritamos etc. Hacemos todo menos educar y generalmente conseguimos el efecto contrario en nuestros hijos.
  10. Recuerda felicitar siempre cuando salgas de casa a tu equipo (tu familia) por haber conseguido entre todos salir a tiempo de casa.  Si no lo habéis conseguido, anima a tus hijos a intentarlo al día siguiente. La puntualidad es una virtud que hay trabajarla desde pequeños.
  11. Enseña a tu hijo con tu ejemplo si eres de los que le cuesta levantarse haz un "plan de mejora personal" y vence la pereza, será un buen ejemplo para tus hijos y una enseñanza estupenda. 
  12. Di buenos días con alegría a todo el mundo, ¡sonríe un día más a la vida!. Enseña a tus hijos a decir buenos días con alegría, los niños aprenden más fácilmente cantando.


"Buenos días"




¡Que tengáis un feliz día!
¡Buenos días!

¿Te ha gustado este contenido?
 ¡Compártelo con tus amigos!Recomendarlo en tu red favorita usando los botones de abajo


1 comentario: